viernes, 7 de febrero de 2014

Receta: Almendras garrapiñadas de Briviesca

La cocinera

Nombre: Ángela
Referente en la cocina: Mi madre
Le gusta cocinar: Sí
Carne o pescado: Me gustan las dos
Café o té: Café
Quién cocina en su casa: Yo
Para cuantas personas: 4
Cuanto tiempo le dedica a la cocina: Depende de los días. Sobre unas tres horas.

Almendras garrapiñadas de Briviesca



Ingredientes

-250 ml de agua de Briviesca ( pongo de Briviesca porque dicen que el agua es muy importante, si no sois de aquí, hacedlo con el que tengáis)
-300 gramos de almendras
-250 gramos de azúcar

Elaboración

                           

Pasar un poco las almendras por la sartén. 


Cuando ya estén un poco tostadas echar la misma cantidad de agua y de azúcar (más o menos un vaso. Mi madre lo hace un poco a ojo)

Dar vueltas para que el agua y el azúcar se junten bien. Hay que estar dándole vueltas todo el rato.

El agua tiene que hervir para que el azúcar empiece a pegarse en las almendras.

Una vez que hierva seguir removiendo para que se impregne bien. (Cuando empieza a pegarse el azúcar las almendras se quedan como blanquecinas).

Seguir moviéndolas. Y cuando el azúcar comience a solidificarse y empiecen a ‘brillar’ de nuevo sacarlas de la sartén. Ya no es azúcar es caramelo.

Ponerlas en un papel de horno extendidas para que termine de enfriarse el azúcar.

Y listas para comer!!!


¡Muchas gracias Ángela por compartir tu receta! No os voy a mentir, esta receta aún no la he hecho yo misma. Pero confío plenamente en Ángela. Además me ha dicho que en cuanto vaya para Brivi me pase por su casa para ver in situ como las hace. Así que cuando vaya para casa en Semana Santa ¡allí que me presento! Las almendras de Briviesca son lo más típico que tenemos en Briviesca, yo las llevo a todos los sitios a los que voy y son muy recurridas a la hora de tener un detalle con alguien que es de aquí. Yo creo que antes eran mucho más conocidas fuera de la provincia que antes. Según he oído a mi padre alguna vez, antes las vendían por los vagones de los trenes. La verdad es que las almendras de Briviesca tienen algo especial que no tienen otras almendras garrapiñadas. Dicen que las características del agua de Briviesca es lo que le da ese “toque final” a las almendras. La verdad es que a mí me hace mucha ilusión cuando veo alguna tienda que vende almendras de Briviesca. Las he visto por ejemplo en un súper de León y en un area de descanso en la provincia de Zaragoza. Y la verdad es que mola mucho. Y ahora viene cuando vosotros me contáis dónde es el sitio más raro dónde os habéis encontrado almendras de Briviesca.

Pd: haciendo una búsqueda rápida en google he encontrado esto en referencia a los que os comentaba del tren. Os recomiendo echarlo un ojo: http://decastil.wordpress.com/2012/01/05/varela-almennndras-de-briviesssca/#more-553

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...