sábado, 18 de abril de 2015

Calzone de Atún y Pimientos del Piquillo (con tooodo de lata).

Hoy os traigo una receta especial. Es una de la finalistas del concurso #MejorQueAMiMadre y una vez es de una persona a la que no conozco personalmente. Se trata de @13masCERO una parodia de Ángel Nieto. Os animo a que le sigáis en twitter tanto si os gustan las motos como si no porque seguro que pasáis un buen rato con sus tuits. Sin más preludios os dejo con su receta. Hemos dejado puesto en el contrato que no podía cambiar nada en la redacción, así que las quejas y/o felicitaciones para él.  Os recomiendo leerla aunque no la vayáis a hacer, es unas risas!  Ahí os dejo con el MAESTRO.

El cocinero @13masCERO

Nombre: Cambiante en función del avatar que lleve. 
Edad: Viejuna, he jugado juegos con pantalla de fósforo verde.
Vive en: Barcelona y/o provincia.
Referente en la cocina: Uf, muchos en realidad pero diría: Mi Madre y Arguiñano.
Comida favorita: Tan simple como la tortilla de patatas (CON CEBOLLA).
Carne o pescado: Ambos, no problemo.
Café o té: Lo mismo.
Quién cocina en su casa: Servidora.
Para cuantas personas: Pocas para mi gusto (pero a veces demasiadas).
Cuanto tiempo dedica a la cocina: Lo normal, si necesito relajarme le puedo dedicar horas.
Quién le enseño la receta: Las masas, mi señora madre y el resto, el libre albedrío.
Canción para cocinar: Fear of the Dark o Thunderstruck van bien para amasar. 
Comentario o algo que añadir: En agua hay que ser un pelo más dulce con el gas.

La receta: Calzone de Atún y Pimientos del Piquillo (con tooodo de lata)

                     


#RecetasQueSíSalen #MejorQueAMiMadre… unos #jastajs BONITOS ¿no? Pues al #LíO.

(Introducción previa para el que se meta en harina: Yo cocino totalmente de oído. Si tienes una balanza, no le darás mucho uso conmigo, estamos en modo ensayo y error para ajustar el #SetiN).

Receta para 4 personas (si no se encuentra Mela entre los comensales).

Ingredientes:

(Para la masa):
Harina.
Aceite Picante (de Guindilla, de lo que pilles).
Levadura de tu supermercado (un pelo de ná).
Agua (mejor caliente).
Una miaja de sal (o mucha si no tienes al médico cerca y/o analíticas recientes).

(Para el relleno):
Una lata de atún (una).
Pimientos del Piquillo (al gusto, con ¼ de lata ya funciona).
Un par de lonchas de jamón dulce (o menos o más).
Tomate triturado (siempre uso el de Orlando, elección personal).

Procedimiento:

(Masa):
En un bol grande ponemos la harina con una altura total de unos 3 o 4 dedos (según el bol y el grosor de tus dedos, no serán los mismos deditos para una administrativa cuqui que para un encofrador).
Espolvoreamos la sal (al gusto) y la levadura (un poquito sólo, para que haga algo de miga). La calzone al ir tapada te puede provocar una sobredosis de pan y olvidarte del sabor de lo que le pones dentro. La levadura con moderación, responsablemente. Mezclamos entonces la harina, la sal y la levadura con un aire displicente.
Una vez conjuntadas, tiramos un chorrito del aceite picante sobre la mezcla, lo homogeneizamos  un poco y ya vamos a incorporarle el agua.
El agua la añadimos a poquitos para no tener que andar rectificando echando más harina o más agua “que si queda muy liquída / que si queda muy seca” (es un bucle del que hay veces en que no sales jamás).
Poco de agua, mezcla, un poco más, mezcla, un pelo más, mezcla… y etc. El que haya hecho una masa ya sabe eso. El que no, que se fije en cómo se va hidratando la mezcla seca para saber cuándo parar con el líquido. Lo que no falla es tirar el agua en plan el chorrillo que se le escapa a la ducha cuando la cierras. Más o menos, según el teléfono de tu ducha.
La masa debe quedar pegajosa hasta que te irrite de lo que se te pega por todas partes. El rollo en ese punto es amasar hasta que se te despegue de las manos. (Truco barato: Si te has pasado con el agua –te avisé- ves tirando harina sobre la superficie de amasado para reducir la pegajosidad).
El sistema de amasado es aleatorio, yo hago formas de cruasanes y las enrollo, serpientes que me persiguen y se vuelven una bola, le hago dar saltos, rodar, recibir puñetazos y un largo etcétera de vejaciones que la masa tolera estupendamente. El objetivo es mezclar bien y que no aparezcan granitos que envuelvan harina (y que pueda quedar cruda).
Cuando se te despegue de la mano, está lista. Pon harina en la base del mismo bol y deja allí la masa hecha una bola. Péinala por encima con la harina sobrante del fondo del bol, tápala con un trapo (un trapo limpio porque si no, no va bien, cosas de la #NaveDelMisterio) y déjala reposar al menos 60 minutillos en un sitio con “algo” de calor  (no queremos que suba mucho). Yo la dejo reposar siempre sobre los fogones, más lejos o más cerca del que esté encendido según lo que me interese y durante un tiempo nunca inferior a una hora.
Una vez pasado ese tiempo, cortamos la masa en dos partes teniendo en cuenta que la parte inferior siempre será más grande que la tapa. Tiramos harina sobre toda la cocina como si no hubiera un mañana y estiramos ambas partes de nuestra calzone midiendo a ojo el encaje del asunto.

(Relleno):
Como lo voy a usar todo de lata es tan fácil como sacar del bote e incorporarlo a la masa tal cual. Si por ejemplo tuvieras los pimientos en crudo, o quisieras cambiarle la variedad o incorporar cebolla o cualquier otro ingrediente verduril, simplemente lo pones a pochar en abundante aceite (con la masa en modo reposo más o menos cerca del fuego). Una vez blandengues, lo escurres bien ayudándote de un colador para quitar todo el aceite posible. Lo aparcas en un plato con papel de cocina (y vas estirando la masa en el entretiempo).

(Montaje):
Vamos para la placa, le ponemos papel de hornear y situamos en ella la parte inferior de la masa.
Reservaremos la distancia de un dedo o dos (no volveremos con eso) sin poner ingredientes para poder plegar la masa inferior sobre la tapa.
Ponemos bien esparcido el tomate triturado, cortamos con los dedos el jamón dulce y lo repartimos alegremente. Lo mismo hacemos con el atún, pinchamos el contenido de la lata con un tenedor y pa la saca, encima del jamón.
Rematamos entonces con los pimientos del piquillo cortados en tiras, juliana o así a lo largo por toda la superficie.
La base ya está lista pero antes de poner la tapa y para que se pegue correctamente, pintamos el borde exterior que habíamos reservado con el mismo aceite picante. Así la tapa y la base se quedarán bien unidas.
Ponemos la masa de cierre con cuidadín y la pintamos toda ella con el mismo aceite picante del que llevamos abusando ya hace rato. Doblamos la parte inferior de la masa sobre la superior (apretando un pelo) y volvemos a pintar para que se junten bien.
Si queremos hacer una decoración en plan empanada como hice yo, pues recorta, pinta y colorea (pintando con el aceite again). Si no tienes un pincel de silicona de estos guays, pones aceite en un recipiente, mojas con papel de cocina y lo extiendes, tu botella se gastará antes porque el papel se lo come, pero te hace el apaño.

(Cocción):
Esto es muy complicado, no puedo dar una regla fija, pero bueno, unos 180-190ºC durante 30/40 minutos deberían ser suficientes. Cuenta que excepto la masa, el resto ya está todo cocinado. Luego depende del truqui que tenga cada horno (y en éste punto es cuando te digo que nos llamamos sociedad tecnológicamente avanzada, fíjate).
Usar los ojos y la nariz acostumbra a ayudar para evitar el quemazo de la masa.

Pues oiga, creo que ya está todo, a cortar, a comer y a disfrutar ;)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...